Skip links

Joan Llaveria, de Autollaveria: «Llevo el móvil conectado las 24 horas»

La entrevista del Infogremi del mes de agosto la dedicamos a conocer la figura de Joan Llaveria, Director de Autollaveria situado en la calle de la Teixidora, 29 de Mataró. Con nuestro agremiado, tomamos el pulso al estado de la compraventa actual y la irrupción de los nuevos cambios con todas sus afectaciones, tanto positivas como negativas.

Mirando hacia atrás, ¿cuáles son sus inicios en el mundo de la automoción?
Algo casuales. De hecho, empecé ayudando en un taller mecánico del barrio de Poble Nou de Barcelona. Pero no era un taller especializado en el automóvil, sino en cualquier prenda ligada a un aparato. En paralelo, también trabajé ayudando en una pradera de un mercadillo vendiendo ropa, entonces tenía 18 años y esa faceta también me ayudó mucho por lo que vendría posteriormente. Recuerdo que un día a la semana venía un mecánico y me introduje, progresivamente, en el mundo de la venta de coches desde que lo conocí.

Toda una serie de coincidencias…
Efectivamente. Yo iba viendo y escuchado todo lo que me contaba. Recuerdo que tenía unos anuncios de sus automóviles en la mítica revista del Primera Mano y por ahí me inicié hasta que en la década de los noventa, entré a trabajar en Mogauto. En definitiva, no me viene de raíz familiar alguna. Y, finalmente, ya durante los 2000, conocí a Raquel, mi esposa que sí venía del mundo del automóvil. Juntos decidimos emprender un negocio propio y aquí estamos, 23 años después, con Autollaveria.

Siempre que repasamos la historia de nuestros agremiados, nos gusta escuchar sus valoraciones. ¿Cuál es el estado actual de la compraventa?
Yo ahora tengo 55 años y he visto de todos los colores desde los noventa cuando ya tenía 22. He llegado a tener ocho trabajadores y actualmente somos cinco, tres de la casa -con mi hijo Joan que es mi mano derecha-, y dos que nos ayudan. También ocasionalmente nuestra hija Estel nos echa una mano. Lo que te diría ahora es que en términos generales cuesta encontrar un coche bueno de segunda mano porque los mismos concesionarios se les quedan. Con la cóvid también se ha acentuado que cuesta más que lleguen nuevos. Desde Autollaveria luchamos contra grandes grupos. Nunca, como ahora, había costado tanto.

¿Por qué, más allá de la covid?
Hay una gran competencia, debes saber meterte en subastas y tener una cartera muy buena como la que he conseguido durante tantos años.

Por tanto, la parte positiva es que el coche de segunda mano interesa y mucho, viendo la demanda…
Totalmente. El interés del cliente existe y sobre todo por Interet donde consigo, te diría, el 95% de la venta. A modo de ejemplo, acabo de cerrar una venta con un cliente de Castelló.

¿Cuál es la clave para llegar?
Pues a pesar de no haberlo visto nunca y estar hablando, en este caso que te comentaba, de un coche de 12.000 euros que ya no son precios bajos, la buena información y la transparencia que damos. Hace diez años, esa forma de comprar no existía. Ata, los sábados ni abrimos porque la gente no va tienda por tienda. Ahora bien, llevo mi móvil enganchado las 24 horas del día.

Explícame cuál es su carta de presentación de forma virtual.
Por Internet tenemos una cartera de 45 a 50 coches y salimos a todas las páginas. No engañamos y proporcionamos las máximas fotos, una cincuentena si cabe para que el cliente pueda saberlo todo: marca de ruedas, qué hay dentro, seguro… No puede haber ninguna sorpresa. La compraventa, a veces, ha permitido que se infiltraran piratas y nos queden la buena fama de que un trabajo como el nuestro siempre exigimos que tenga.

Y si vamos a Mataró, ¿qué oferta encontraremos?
Unos 70 coches en stock con un abanico de precios. La mitad de ellos tienen 5 años hacia abajo de antigüedad y otros que estal de los 6 a los 8 años, se venden solos ahora mismo. La gente está en un impasse por la electirficación, las etiquetas en Barcelona y quieren tirar con ese perfil de coches y ver qué ocurrirá en el corto plazo.

¿De eléctricos ya se venden de compraventa?
Te diría que a mí me han llegado dos unidades y me costaron venderlas. Nadie sabe por dónde van los disparos, pero es obvio que tendremos y se venderán. Con demasiada frecuencia, la gente me pregunta ‘tú qué harías?’. Y yo siempre digo, un gasolina nuevo o un usado. La gasolina, con un consumo razonable, todavía tiene mucha salida.


Y del Gremio del Motor, ¿qué valoración haces?
Es necesario y también me ha servido para reencontrarme con gente que no veía desde hacía tiempo, crear nuevos contactos, estar al día de las normativas actuales y que alguien te defienda y represente. Estoy muy contento por formar parte y poder colaborar.